Una veladura es una capa de pintura muy fina y de color transparente que se aplica sobre un color opaco.

Tiene dos objetivos o cualidades:

1º. Al ser transparentes, las veladuras permiten pasar la luz que se refleja sobre la capa de pintura de base, aumentando su luminosidad.

2º. Al tener color la propia veladura, se combinan los dos colores; el de la veladura y el de la capa aplicada debajo, con lo que se genera un nuevo color muy distinto del que tendríamos al mezclar ambos colores en la paleta.

Autorretrato de RembrandtMenina de Velazquez

Retrato de Rembrandt, un gran trabajo tonal.

Mediums para crear veladuras.

Resinas:

 1- Medium de copal. Proporciona luminosidad a la pintura pero con los años tiende a oscurecerse y agrietarse.

 2- Barniz de aceite y copal. Debe utilizarse sin mezclar con otros disolventes, pues ya contiene el aceite. También se oscurece y agrieta.

 3- Barniz de almáciga. Este es uno de los mejores mediums para veladuras. Da muy buen resultado con un poco de aceite (hasta un tercio) para que al secar quede fuerte.

 4- Barniz de dammar. Similar al almácigo, se debe mezclar con aceite (un tercio por tres partes de barniz). Es un barniz brillante.

 5- Medium de Maroger. Sirve para veladuras o pintura opaca. Es un líquido amarillento denso y cremoso.

Barniz - medium para veladuras

6- El Barniz Holandés. Uno de los barnices comercializados y que sirven también  para hacer veladuras.

* Tiziano, gran maestro de las veladuras, las utilizaba para ajustar el color de determinadas zonas en sus obras. Muchas veces, las aplicaba con los dedos en lugar del pincel, pues así se consigue más suavidad.

Otros expertos de las veladuras y del trabajo tonal son Velazquez y Rembrandt:

Menina de Velazquez

Menina de Velazquez, con gran trabajo de veladuras para añadir color a las telas.

Colores para veladuras.

Los colores que se utilicen para crear la veladura deben ser de característica transparente. Hay colores con mayor o menos opacidad, por lo que cuanto más opaco es un color, menos dejará pasar la luz con una veladura. También se puede diluir más esos colores con más médium. No se debe añadir en exceso el diluyente, pues el objetivo es mezclar visualmente los colores. La pintura de abajo debe estar totalmente seca o se disolvería con la nueva pintura encima.

Se pueden comprar los médiums pero si se desea crear uno con barniz de almácigo se deben poner dos partes más una parte de aceite de linaza espesado al sol.

Sobre cada pigmento se puede encontrar más información en la entrada Pigmentos profesionales

Cómo aplicar una veladura (pintura al óleo)

Hay que apoyar el lienzo sobre una superficie horizontal para evitar que se escurra la pintura. Aplicamos la pintura con un pincel de cerda o e marta, o incluso, se puede usar un pincel de marta de abanico, una brocha de afeita (de suaves pelos), un trapo suave o con los dedos. Y se cubre la zona deseada con la capa de veladura.

Cuando usar las veladuras

No deben utilizarse para todo el cuadro sino para modificar ciertas zonas. Para rectificar el tono de color, para aclarar u oscurecer. También para intensificar las sombras y las luces.

Además, puede jugarse con veladuras más o menos densas. Y también puede aplicarse pintura opaca sobre sobre una veladura, por ejemplo para añadir un brillo blanco.

Para pintar sombras con efecto realista deben utilizarse veladuras que ajusten los tonos.

Y las veladuras, sirven también, para enriquecer de color las pinturas.