En la historia del arte se ha representado mucho la figura de Dios porque es uno de los temas con más influencia en el ser humano. Grandes guerras y matanzas se han hecho y siguen hoy en día por las diferencias en cuanto a quién es Dios. Conocemos a las grandes figuras divinas y la tremenda historia de la humanidad en relación a las religiones. Pero, hoy en día, puesto que ya no es una obligación, podemos preguntarnos ¿Dios existe y porqué creer en él? Tenemos esa libertad.

Pintura de Auguste Dominique Ingres - Zeus
Zeus y Tetis, pintura de Ingres

Yo creo que en las sociedades más desarrolladas, la gran mayoría de la gente es atea o creen en dios a su modo, no de una forma definida como Jesús o Mahoma. Si no que ahora piensan en una energía, en un ser que existe aunque no sabemos cómo, pero que si le pedimos algo con mucha fuerza, la gran mayoría de las veces nos lo da.

En definitiva, dios aparece cuando tenemos problemas, entonces nos acordamos de él, le pedimos algo con mucha fuerza y al ver que nuestro problema se resuelve, le damos las gracias y seguimos creyendo en él.

El problema surge cuando el problema no se arregla y Dios no cambia nuestras desgracias. ¿Dejamos de creer entonces? Y surgen las grandes dudas: ¿Cómo va a existir una energía o Ser supremo, que conecta conmigo y me resuelve problemas o me guía en el camino? ¿Tendrá explicación científica algún día? ¿Es realmente mejor no preguntarse o cuestionarse su existencia?

Dios Pantócrator, de Santa Maria de Taull

Dios Pantócrator de Santa Maria de Taüll

Yo nunca estudié religión. Siempre he visto a los grandes Dioses como tremendas historias que forman parte del pasado.

Sin embargo, para mi, creer en Dios es igual que creer en el amor o en la vida. Es decir, por decisión propia. Igual que hace años decidí ser atea, hasta que leí el libro de “El secreto”.

Y en definitiva, para mi, lo que significa creer en Dios es mantener la esperanza en la vida. Se trata más de una actitud correcta, que de un Ser supremo al que se deba conocer. Y creo que las religiones lo que pretendían era corregir la actitud de los seres humanos, para su bien, y no el dominio y el poder que ejercieron después los mandos superiores.

Para qué sirve creer en Dios:

1- Soluciones. Cuando tenemos problemas y necesitamos ayuda, pedir a Dios un deseo es una forma de concentrarse y aclarar nuestras ideas, con lo que logramos ver más claro lo que podríamos necesitar para que nuestro problema acabe. Al fin y al cabo, hay que pedir bien el deseo.

2- Energía positiva. Si mantenemos la creencia de que Dios o la energía del universo existen y no estamos solos en nuestra lucha con la vida, esta energía positiva nos ayudará a salir de los momentos difíciles, pues lo contrario es la muerte o la decadencia a peor.

3- Confianza y fuerza. Tener miedo es igual que tener dudas y en definitiva significa ser débil, por lo que cada vez que lo notemos en nosotros mismos, debemos atraer a la fuerza (el Dios) y así cambiar a la actitud positiva que es la que nos hará bien. Creer en nosotros mismos y creer en Dios debería ser la misma cosa. ¿Puede una persona creer en Dios y luego despreciar su propio ser? Es incompatible.

Muchas personas que no creen en Dios es porque ya tienen en su carácter esta actitud positiva. No les hace falta volver a centrarse recurriendo a un concepto como el de Dios. Y por otra parte, hay muchas personas que creen en Dios sin haberse planteado todas las cuestiones, con lo que muchas veces su actitud es muy negativa, aunque sean muy creyentes. Personas que no tuvieron o no tienen la libertad de elegir si creen o no en Dios.

Pintura de Chagall, Christo crucificado

¿Qué pinturas del mundo del arte representan a Dios tal y como yo lo veo?

Si tenemos en cuenta que en la vida existen tanto los momentos malos como los buenos, verlos representados en obras como las de Jesucristo crucificado, las vírgenes con sus hijos o en tantas escenas cargadas de humanidad (es decir, grupos humanos), no es difícil. Creo que realmente todos intentan expresar el mismo sentimiento sobre nosotros mismos enfrentados a una fuerza superior, enfrentados a la existencia incomprensible, amarga y a la vez maravillosa. Imágenes religiosas de todo tipo que plantean las mismas inquietudes humanas, los miedos, necesidades y, en los mejores cuadros, la esperanza y la fuerza que podemos encontrar.

Dios es la suma de lo que ha sido en el pasado y lo que es en la actualidad, para toda la humanidad como historia común y para cada individuo en su idea personal.

¿Se puede pintar a Dios?

Yo creo que si, porque las ideas que cada uno tiene sobre Dios se pueden expresar igual que se puede expresar el amor con colores vivos, el sufrimiento con tonos apagados y oscuros, la paz con colores muy claros, etc, etc…

En mi caso, si yo intentase pintar a Dios, la obra debería expresar la actitud positiva que debemos recordar tener siempre. Pero creo que me gusta más pintar lo que existe y la belleza, que es el resultado de esa actitud positiva, la misma energía pero transformada en algo concreto.

Dios indio

 

Dios Vishnu (Visvarupa)

Dios Vishnu, el conservador de la vida

Entrada relacionada: https://www.pinturayartistas.com/la-vision-del-tantra