• Categoría de la entrada:Creaciones
  • Comentarios de la entrada:20 comentarios

Después de mucho tiempo sin pintar, exactamente desde el Baobab y la lluvia, por fin puedo presentar un nuevo cuadro:

Lo he titulado “El Corazón  y el Ser “.

El corazón y el ser

Estos dos últimos meses han sido muy duros para mi y mi corazón ha estado realmente machacado. Mientras aguantaba el tirón he ido analizando porqué sentimos como sentimos, que son esos nervios que acaban en el corazón y de dónde salen, cuánto trabajo realiza el corazón ininterrumpidamente y de dónde provienen nuestras energías positivas o negativas. Y aunque hay mucha química en el cuerpo, ni los fármacos más potentes, ni la vitamina B,  pueden quitar el dolor de corazón cuando sufre por algún motivo.

Sin embargo, después de todo este proceso que inevitablemente he tenido que vivir, gracias a un libro maravilloso, he conocido uno sencillo truco para controlar a este gran músculo vital cuyo ritmo acelerado a veces parece que va a matarnos.

El libro se llama “El libro de la Sabiduría, los siete puntos de entrenamiento mental de Atisha “, de OSHO.

http://es.scribd.com/doc/50376303/El-Libro-De-La-Sabiduria-Los-Siete-Puntos-Del-Entrenamiento-Mental-De-Atisha-Osho

Y el truco es el siguiente: Descubre que tu ser está justo al lado de tu corazón. Cuando sientas, observa ese sentimiento que proviene de tu corazón y al hacerlo verás que justo allí, está tu ser. Al mirar tu luz interna, ese sentimiento desaparecerá, gracias a tomar conciencia de que tu eres ese Ser y que éste es más potente que cualquier sentimiento que tengamos en un determinado momento.

No somos nuestros sentimientos ni nuestros determinados momentos. Todo pasa y cambia. Conocer tu ser interno hace que lo demás sea superfluo.

Destaco el siguiente texto de Atisha:

“No golpees al corazón. Nunca critiques el amor y la confianza de alguien. Amor y confianza son lo más valioso que hay”.

Por eso mismo, debemos siempre proteger nuestra capacidad para amar y tener confianza en la vida. Por suerte, siempre hay alguien que puede ayudarte a mantener tu amor y tu confianza, cuando por circunstancias de la vida, parece que los vayas a perder.

Todas estas ideas me inspiraron una imagen con fuertes colores rojos y tres protagonistas: un corazón que sufre, un centro de energía en espiral y un pequeño “Ser”. Este ser es como una luz espiritual sin punto fijo, flotando dentro del organismo humano. Todo ello animado por el trabajo del corazón, que bombea la sangre cargada de vida hacia todo lo que es un Universo biológico en movimiento.

Esta pintura se la dedico a mi amiga Lucre, ahora dueña del cuadro. Es una gran suerte tener amigos tan valiosos como tu. Cuando mires a tu corazón, recuerda que tu ser está justo al lado.

Proceso de construcción del cuadro

pintura óleo corazón y ser
Proceso de construcción del cuadro El corazón y el ser

Esta entrada tiene 20 comentarios

  1. Claudia

    Hola Cristina: ¿Te acuerdas de mi? soy Claudia, de Chile. Hace mucho que no pasaba por acà. El blog ha crecido mucho… muchas personas te siguen. Un motivo de alegrìa. He visto tu ùltima pintura: lamento que hayas pasado por esa triste experiencia pero, lamentablemente o quizàs tambièn afortunadamente, son necesarias. Has ganado una linda obra. Saludos desde La Serena, Chile.

  2. Graciano

    A Nobody y Cristina.

    Perdonad. Sobre todo tú, Nobody porque tú eres Natalia “La Duende”, ¿verdad?.
    Si es así, te he confundido con una bloguera de nombre parecido a “Nobody” con la que Cristina y yo mantuvimos largas conversaciones hace tiempo. Era de Galicia, de ahí mi entrada en mi comnetario anterior.

    Saludos,

    Graciano

  3. Graciano

    ! Bienvenida de nuevo, Nobody !
    Y…. !VIVA GALICIA!. Se te echaba de menos.
    Me ha gustado eso que le dices a Cristina acerca de los astros, siempre nos queda la posibilidad de elegir un sol o un planeta exclusivo para cada uno de nosotros. Nuestro Sol no es más que una de las estrellas de los cienmil millones contenidas en nuestra galaxia la Via Láctea y se calcula que en el universo que conocemos hay unos cienmil millones de galaxias. Y cada estrella con sus planetas girando. Desde luego, tenemos para elegir. Y sobre eso que dices de abandonar la órbita… solamente un pasito, el primer pasito y ya podremos navegar en libertad por todo el universo, “nuestro” universo.
    Un fuerte abrazo,

    Graciano

    Saudos a todos

  4. NOBODY

    Hola Cris, ¿me recuerdas? he estado muy perdida,es que se me había hecho vicio tu blog y realmente tengo poco tiempo para sentarme frente a la máquina a escribir, pero te sigo recomendando a mis alumnos que han encontrado muchas respuestas en él.Me encantan tus últimas creaciones, lamento que hayas pasado por esos momentos que las generaron, pero ¿ves? quizá eso que en ese momento te pareció negativo en realidad era necesario para que crearas las maravillas que creaste, así que agradécelo. Me gusta ver la vida como un sistema planetario, infinitos planetas alineados que son las cosas que nos han de pasar.Nosotros girando alrededor en forma de tirabuzón, hacia adelante. A veces alguno de esos planetas son tan fuertes que nos atraen en una órbita circular que nos impide seguir adelante y nos obliga a girar alrededor de él una y mil veces y nos parece que nunca vamos a poder salir de su órbita. Hace falta mucha fuerza y no la tenemos siempre, por eso en esos casos conviene alejarse, hacer la órbita más grande (como cuando pintas un cuadro muy de cerca y luego cuando te alejas comienzas a verle cosas que pasaban desapercibidas, tomar perspectiva :))
    Cuanto más grande haces la órbita, más pequeño se ve el planeta, y comienzas a ver los otros que vienen, además, cuanto más lejos te encuentras de ese planeta que te tiene atrapada,su fuerza disminuye y allí es cuando puedes escapar y retomar tu órbita “tirabuzón” que te permite seguir adelante. Sé que es fácil decirlo y que cuando te toca a ti las cosas cambian, pero es cuestión de intentarlo. Con este blog tu ayudas a mucha gente y generas cosas increíbles, si tomas conciencia de ello verás que tienes mil motivos para sentirte dichosa.Recorre tu blog, mira todas las “gracias” que te da la gente, eso es tuyo,tu te lo ganaste porque lo mereces, siéntete feliz sin culpa, eres un aporte positivo para el universo :)Un beso enorme, sigo aquí aunque no siempre me haga “visible” 🙂

    1. Cristina

      Hola NODODY!!! claro que te recuerdo!! yo y el resto de colegas permanentes, jeje!!! muchas gracias por tus ánimos. Hay que seguir tirando! Me alegro de saber que de vez en cuando sigues ahí.
      Se que es culpa mia no teneros mas cerca, pues yo soy la primera que últimamente he sido más pasiva o con temas muy sencillos. Aunque siempre en mi mente sigue estando el blog, para continuar con la chachara!! un beso muy fuerte!!!

  5. alexandra

    No conocia tu pintura Cristina, y sencillamente me encanta.
    Muchas gracias por este cuadro “El corazón y el ser”.
    Efectivamente, todos tenemos luz interior. Esta luz es pura y ni más ni menos es nuestro YO interior, al que olvidamos más de lo que deberíamos.
    Por experiencia propia, puedo afirmar que cuando dejamos guiar nuestro camino por esta luz interior todo, absolutamente todo resplandece de otra manera, con otros colores, es como, si las piezas del puzle por fin encajaran. Muy dificil de explicar con palabras.
    Enhorabuena Cristina, y mucha, mucha energia para que sigas creciendo desde tu YO interior.
    alexandra

    1. Cristina

      Hola Alex. Qué alegría verte por aquí!! ya ves que el cuadro tiene mucha relación con la meditación y las técnicas Osho.
      Espero poder asistir a tus clases de yoga algún dia pronto!!! un abrazo!!

  6. Cristina

    Gracias Graciano!! un abrazo!! En Enero hacemos el salón de independientes.

  7. Graciano

    Hola, Cristina

    Me sigue gustando tu pintura, como siempre. Y aunque intentes entristecerla con simbolismos, al final no puedes evitar que surja de ella esa fiesta de colores que caracteriza a tus obras. De verdad, te felicito por tu “El corazón y el ser”.
    En cuanto a eso de la dureza, permite que este viejo te recuerde aquello de que el hierro puro es frágil y quebradizo, que necesita muchos golpes de martillo y llamas para templarse, para convertirse en acero,
    para ganar dureza y flexibilidad. Además, el acero resulta ser mucho más agradable al tacto que el hierro puro.
    Has pasado una sesión de forja, has ganado temple.
    !ÁNIMO!
    Sigamos dándole al coco en eso del Salón de los independentes del siglo XXI.

    Un fuerte abrazo,

    Graciano

  8. Cristina

    Gracias Antonio. Quizás lo que ves diferente es algo más de dureza. Creo que el corazón se hace más duro, y ya va quitándose las vendas.

    Una prueba de? para el salón de los independientes del siglo XXI?

  9. Bien Cristina por pintar ese nuevo cuadro y enhorabuena a la chica que te lo compro, tiene una de tus creaciones estupenda.
    Este ultimo cuadro tiene algo diferente a pesar de tener tus colores, tu formas, lineas y ser el sentimiento de un libro de Osho, que yo no creo que sea debido a la lectura de este libro.
    Mas bien ya tenias el cuadro en mente, pero Osho te dio la ganas, fuerza, la valentía para creer otra vez en ti misma y ponerte a trabajar en ese estupendo cuadro.
    Tambien es la primera vez que veo tu firma en un cuadro.
    Sigues leyendo, seguirás pintando.

    Besos, abrazos y a seguir viviendo en tu corazón. Que es donde yo vivo.

Deja una respuesta