• Comentarios de la entrada:15 comentarios

Chagall enamorado

Escribiéndo el miedo a triunfar, miedo a encontrar un estilo exitoso, he visto un tremendo paralelismo y semejanza en relación al miedo a encontrar una pareja estable o un amor exitoso.

Resulta que ambos provocan una fuerte ilusión que si fracasa después puede rompernos el corazón en pedazos, de lo que nos costaría mucho recuperarnos.

ENCONTAR EL AMOR Y EL ESTILO

En el amor, sé lo que se siente al equivocarse con la pareja, y en el estilo he conocido artistas con un aferrado estilo que después no solo han abandonado radicalmente, sino que incluso han dejado de pintar.

Pero me parece que tiene una importancia fundamental, tanto el amor de pareja como el estilo artístico personal.

Si el amor de pareja, tal y como dice Fromm, es un «arte» que nos puede conducir además al amor humanista y al amor como comportamiento ante la vida, y además, dice, es la clave para solucionar los problemas vitales que van surgiendo… quizás el estilo artístico es igualmente importante en la vida de un artista.

Por supuesto, las personas ya tenemos unas tendencias personales de estilo: unos más fuerza o más suavidad, otros más expresividad o más racionalidad, preferencias en tonos, colores, composiciones, etc, elementos de la imagen…

Así pues, ¿Qué es el estilo realmente? Una gran selección generada por impulsos y preferencias. Se parece a aquello que nos excita y enamora, e incluso satisface. Tan complejo como las relaciones de pareja, que a veces no puedes evitar ni tampoco dominar.

Y entonces, ¿Se busca o se encuentra? o mejor dicho… ¿Se ofrece o se recibe? Ambas cosas, ¿verdad?

El estilo se va a convertir en el artista en su mayor energía interna, en su conexión con el mundo del Arte y la creación, que no existen, sino que gracias al estilo y el esfuerzo del artista, nacen. Yo siempre pienso que mis cuadros son mis hijitos, ahora veo con quien hago el amor y la guerra… con «Don Estilo personal». Si me llevo bien con él, saldrá un buen hijo, pero si discutimos mucho, me saldrá rebelde… Ya hace tiempo también escribí Las decisiones del artista: Cómo criar a un hijo.

Es decir, quizás el Estilo artístico cumple la importante función de ser la llave que abre la puerta, el instrumento que nos va a permitir alcanzar la creación artística. Si es un falso amor/estilo nuestra creación fracasará. Si lo hacemos con el corazón limpio, triunfará. Para lo cual no se debe tener miedo.

La juventud, igual para el estilo que para el amor, resulta una edad dificil para encontrar lo que deseamos, pues aún está definiendose nuestra propia identidad. En la juventud se cometen muchos errores de los cuale shay que aprender y hacerse fuerte. En la madurez los deseos se aclaran y será más fácil decidir y seleccionar ambos.

Siempre se ha dicho que la madurez en los artistas llega a los 40 años… Pero la madurez mental no se puede medir así.

Picasso cambiaba de estilo y de mujer continuamente. Chagall, enamoradísimo de sus mujeres, cambió muy poco de estilo.En verdad, no importa cambiar de estilo o no, mientras nos sirva personalmente.

Sin embargo, cuando no tenemos estilo propio o no queremos tenerlo, igual que cuando no tenemos pareja, sentimos dentro cierto vacío, como que nos falta algo. Y es cierto, no hay que negarlo. Nos falta la llave. Fundamental para el desarrollo artístico.

Si deseas ver o añadir un comentario pulsa el botón Abrir Comentarios