Coaching para artistas pintores – Preguntas y acciones

10 abril 2014 » Coaching para artistas, Consejos » 15 Comentarios

Timothy Ferris, autor del libro “La semana laboral de 4 horas”, nos anima a realizar nuestros sueños en su famoso Bestseller. En este libro explica algunas reflexiones que deberíamos tener en cuenta y nos da algunos métodos para motivarnos a trabajar en lo que nos gusta y realizar también nuestro sueños, lo que nos gustaría poder realizar en la vida.

El pintor en su taller

El pintor Adriaen Van Ostade en su taller. 1663, 38 × 35,5 cm. Óleo sobre tabla de roble. Gemäldegalerie Alte Meister.

El capítulo 3 se titula: Definir miedos y sacudirse la parálisis.

Todos los artistas tenemos momentos de parálisis donde parece que nuestra creatividad haya muerto. Es como si algo estuviese haciéndonos dejar de soñar, y normalmente, ese algo son los miedos o algún tipo de desilusión.

Para seguir teniendo inspiración y ganar de crear debemos hacer que nuestra vida siga siendo apasionante, necesitamos seguir admirando, alucinando con la belleza, con los colores y con la luz. Para poder crear es preciso querer compartir un sentimiento, una emoción o simplemente una idea que nosotros convertimos en imagen.

Por ello, en esta sección, dedicada animarnos mutuamente y a desarrollarnos como creativos voy a exponer un resumen de este capítulo de Timothy Ferris, creado para reflexionar y quitarnos la parálisis que no nos deja crear y ser más productivos.

Se trata de una serie de preguntas que debemos hacernos a nosotros mismos. Respóndelas con tiempo y con el corazón. Hallarás tu verdad y así podrás tomar el camino hacia las soluciones. El objetivo es lograr tomar conciencia de nuestro valor y nuestra verdadera pasión.

Preguntas y Acciones:

1 – Define tu peor pesadilla.

Demine lo más terrible que te podría pasar si hicieses eso que deseas hacer y que no haces por miedo a que te perjudique.

Por ejemplo, quieres dedicarte a pintar pero no lo haces porque piensas que no podrás vender tus obras y no tendrás con qué comer. Imagina entonces cómo podrías vivir sin venderlas, la peor situación posible.

¿Qué probabilidades hay de que realmente ocurra lo peor, de una escala del 1 al 10? ¿Sería un daño permanente?

2 – ¿Qué medidas podrías tomar para reparar los daños causados por tu decisión?

Medidas y soluciones tanto temporales como permanentes. Calcula lo más probable negativo que podría ocurrir y cómo podrías remediarlo.

Por ejemplo, que tu casa se llene de tantos cuadros que no se venden que al final te expulsen de tu casa. ¿Quizás podrías dejar los cuadros con algunos amigos? Imaginate tu propia situación e ideas para remediarlo.

3 – ¿Cuales sería los resultados o beneficios de tu peor pesadilla?

Calcula beneficios permanentes y los temporales. ¿Qué probabilidades hay de obtener resultados buenos y que te beneficien bastante?

Por ejemplo, aunque no hayas vendido nada habrías logrado desarrollar la técnica del retrato y por fin tus dibujos se parecerían a las personas que dibujas.

Calcula los resultados positivos como por ejemplo adquirir mayor autoestima, reconocimiento de tu trabajo, confianza en ti mismo, cierta fama y relaciones sociales que pueden servirte para vender, mayor agilidad pintando, mejores ideas temáticas… Todo tipo de beneficios a pesar de tu peor pesadilla.

Y además Timothy aconseja calcular: ¿Hay alguien menos inteligente que tu que haya logrado hacer eso? Es decir, los pintores que conoces como se mueven por el mundo que tu deseas conocer, quien y porqué ha hecho realidad un sueño como el tuyo.

Compárate un poco con los demás sin olvidar que tu eres un ser diferente y único, con un camino diferente, a tu ritmo y especialmente diseñado para ti.

4 – Si te despidiesen o perdieses tu trabajo actual, ¿qué harías para seguir financiando tu vida?

Nuestras peores pesadillas suelen estar muy unidas a nuestros recursos financieros, y suele ser el dinero el que nos paraliza para hacer las cosas que deseamos. Sin embargo se trata de abrir la mente y empezar a ver que no hace falta ser muy rico para hacer algunas cosas muy valiosas para ti.

Si todo saliese mal, ¿podrías volver a retomar tu antiguo trabajo o alguno similar?

5 – ¿Qué estás retrasando por miedo?

Timothy dice una frase clave: “Normalmente, lo que nos da más miedo hacer es lo que más necesitamos hacer…. Decide que es lo peor que puede pasar, acéptalo y hazlo.”

Y además señala la importancia de las conversaciones. Por ejemplo, si necesitas decirle a tus seres queridos que lo que deseas hacer es pintar, dibujar, ser creativo… hazlo y enfrentate a sus opiniones sin que estas te paralicen y desilusionen. Tu debes tener más voluntad y defender tus decisiones internas, porque las has reflexionado y son importantes para ti.

6 – ¿Cuánto te está costando, en dinero y en desgaste físico y emocional, retrasar pasar a la acción?

Calcula cuanto daño y frustración te produce no hacer tu deseo realidad. Y si no intentas hacer realidad lo que te ilusiona, calcula donde estarás dentro de uno, cinco o diez años. ¿Como te sentirás entonces? ¿Habrá muerto tu ilusión, tu pasión por el arte? ¿Qué ilusión tendrás por otra parte?
Reflexiona todo esto de un modo objetivo y meditando de modo tranquilo. Estamos diseñando un “plan de vida personal” y hay que ver los Planes B y C, si no sale bien un plan A.

Calcula además el significado de las palabras “desilusión” y “arrepentimiento” porque quizás ahora no tomes conciencia del daño que pueden provocarte en el futuro, cuando inunden tu corazón y creas que es demasiado tarde.

Otra frase excelente de Timothy: “No actuar es el mayor riesgo que existe”.

A lo que debemos añadir el recuerdo de que solo se vive una vez y solo existe el presente.

Y por último

7 – ¿A qué estás esperando?

En serio, responde objetivamente a esta pregunta ¿A qué o a quién estás esperando para darte permiso a ti mismo y realizar tu mayor sueño?

Encuentra soluciones de tato buscarlas y pasa a la acción: vive el arte!!! sé arte!!!

Enlace al blog de Timothy Ferris: http://www.fourhourworkweek.com/blog/


¡Comparte este tema del blog con tus amigos!

Busca un tema:

15 opiniones en “Coaching para artistas pintores – Preguntas y acciones”

  1. El coaching empresarial tiene que ser mostrado siempre por alguien que se encuentre certificado para
    eludir problemas.

  2. Pakifer dice:

    Gracias por estos impulsos que me dais cuando os leo, me encanta la frase de “una pincelada al día, como mínimo, para animarse a pintar”.
    Vuestras experiencias me animan a seguir.
    Cristina mil gracias por tu blog, sin grandes pretensiones,sencillo y dando en el clavo con cada artículo que leo. Como lo he encontrado hoy ya seguiré bicheando, ja ja ja.
    Un abrazo

    1. Cristina dice:

      Gracias Pakifer!

  3. Cristina dice:

    Si Graciano, eres un poco “coaching”. A mi me gusta usar las palabras graciosas como esta de “coaching”, lo que yo entiendo como “alguien que te anima y te da buenos consejos para q puedas desarrollarte como persona y como profesional”. Que en verdad antiguamente a esto se le llama “un amigo”, una palabra hermosa como pocas.

    La diferencia es que el coaching cobra por su trabajo y suele apretarnos más las tuercas… marca objetivos, obliga a una disciplina, te hace esforzarte más y más… Pocos amigos se atreven con esto, aunque yo tengo un par de amigas así.

    De todos modos, recordemos una super frase “coaching” del amigo Graciano:

    Una pincelada al día, como mínimo, para animarse a pintar!! jeje!

  4. Graciano dice:

    Agradezco vuestros elogios pero, sinceramente, con respecto a lo de coaching prefiero seguir siendo el aprendiz eterno. Me niego a aceptar que alguien me llame maestro, ya me parece honor suficiente cuando alguien dice de mí que soy, simplemente, pintor.
    En mi opinión, al igual que en otras muchas actividades, el oficio de pintor depende más de la propia voluntad que del entrenamiento o las herramientas. Lo de pintar se parece mucho a ser libre. Igual que puedo sentirme libre aún atado con cadenas y encerrado en una celda, puedo pintar con óleo, con una tiza, con barro,… y hasta puedo pintar con las manos atadas y los ojos vendados, despierto o soñando.
    Yo creo que la única herramienta absolutamente necesaria par pintar es
    “el alma”, o como se le quiera llamar. Hablo de PINTAR, con mayúsculas,
    no de fabricar cuadros.

    Saludos a todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El blog PinturayArtistas.com de Cristina Alejos te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Cristina Alejos como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Byethost (proveedor de hosting de blog PinturayArtistas.com) en EEUU. Si deseas eliminar los datos proporcionados escribe un correo electrónico a [email protected]
Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la página: http://www.pinturayartistas.com/politica-de-privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.



12,401 comentarios en el blog