• Comentarios de la entrada:8 comentarios

Se trata de telas gruesas que han sido imprimadas con yesos. Paul Klee utilizaba mucho esta técnica para pintar con acuarelas.  El resultado son obras sorprendentes por el contraste que se genera entre una tela tan gruesa como la arpillera y una técnica tan delicada como es la acuarela. Además, Paul Klee es un gran innovador en diversas técnicas mixtas con acuarelas y óleos con las que lograba esos resultados tan personales.

Ejemplos de acuarelas pintadas sobre tela de arpillera enyesada, por Paul Klee:

Pintura de Paul Klee

El señor H Mel, de 1938. Acuarela y óleo sobre arpillera enyesada, montada sobre cartón. 30,8 cm x 52,6 cm. Fundación Klee, Kunstmuseum, Berna.

El dibujo se ha rascado sobre el yeso, que junto con la propia textura de la tela enyesada es junto al color, los únicos elementos gráficos pero con fuerte capacidad visual.

Acuarela de Paul Klee

Acuarela y óleo sobre arpillera enyesada, montada sobre cartón.

La tela endurecida con el yeso se puede encolar sobre un papel y así queda mejor presentado. Es aconsejable enmarcar con cristal.

Canción temprana de Paul Klee

Canción temprana (Frühes Leid), de 1938. Óleo y acuarela sobre arpillera enyesada, montada sobre cartón. 33,5cm x 45cm.

Esta obra también se basa en el dibujo rascadpo sobre el yeso y después suavemente coloreado com acuarelas, que no añaden ningún espesor, al ser de agua, y por lo tanto la textura del yeso queda igualada en toda la obra. El óleo lo utiliza en último término y diluido, para añadir algo más de color en algunas zonas.

Dama demonio de Paul Klee

Dama demonio (Dame Dämon), 1935. 150,5 cm x 100 cm. Acuarela y óleo sobre arpillera enyesada, montada sobre cartón. 30,8 cm x 52,6 cm. Fundación Klee, Kunstmuseum, Berna.

El fondo es de óleo, para lograr más opacidad. A Klee le gustaba mezclar las técnicas para lograr varios efectos a la vez, y así, la figura conserva el efecto de la acuarela pero el fondo es más opaco con el óleo.

Cómo preparar una tela arpillera con yeso o escayola

Es aconsejable primero leer los temas sobre imprimar y saber preparar lienzos. Antes de hacer esta técnica que es algo más compleja por utilizarse el yeso.

En esta técnica, en vez de gesso o látex para imprimar, se utiliza yeso o escayola, que es un material de obra, basto y duro. Y la tela en vez de ser lino o algodón, es una gruesa tela que se suele utilizar para los sacos por lo dura y fuerte que es. Al ser tan fuerte soporta el yeso, pero aún así debe tratarse con cuidado y no abusar añadiendo demasiado yeso. Las telas de arpillera también existen en diverso grosor, por lo que según nuestra idea de pintura elegiremos una más o menos gruesa.

Tela arpillera de grano medio

Tela arpillera de grano medio

Los pasos para enyesar una tela arpillera son los siguientes:

  1. Se prepara la tela arpillera en un bastidor con el tamaño deseado para nuestra obra. Se grapa pensando que después se desgrapará si se desea separar del bastidor. La tela debe quedar bien extendida y fuerte.
    La ponemos en horizontal sobre una mesa o en el suelo y debajo de la tela sujeta al bastidor pondremos una madera plana y un papel u otra tela para que absorban el agua que pueda soltar.
  2. Se prepara el yeso o escayola. Se debe ir añadiendo el polvo poco a poco sobre el recipiente lleno de agua, conforme a las instrucciones de medidas del yeso comprado, y calculando la cantidad de yeso necesario para ese tamaño de lienzo.
  3. Cuando el agua ya está saturada de yeso / escayola se empieza a remover, se deshacen los grumos y se intenta homogeneizar la mezcla. Según la marca se deja reposar para que se espese más o menos tiempo, lo pondrá en las instrucciones del saco. Normalmente con 15 minutos es suficiente.
  4. Con la mezcla de yeso y una espátula o paleta de obrero se va expandiendo la masa sobre la tela, a modo de imprimación. Ahora se puede dejar totalmente plano o incluso hacer algún volumen según la idea del cuadro. También se puede decidir si se desea más o menos espesa la mezcla para que se vea debajo la textura de la arpillera.
  5. Se puede dejar secar así o, otra opción, es poner encima otra madera y entre medias otro papel absorbente para que quede apretado y más plano. Aunque yo prefiero evitar que se le pueda quedar pegado el papel o la tela absorventes y creo que es mejor que se seque al aire libre e incluso al sol sin nada encima. La parte sobre la cual vamos a pintar debe quedar perfectamente y así evitamos problemas.

Yeso espeso

Yeso espeso y sin grumos.

Si deseas ver o añadir un comentario pulsa el botón Abrir Comentarios