Descubrir artistas contemporáneos por Internet es una genial afición. Este artista llamado Jacek Yerka, me ha llamado mucho la atención por las fantásticas pinturas de mundos increibles imaginados y llenos de colorido y dibujo.
Dejo sólo esta imagen como ejemplo de su muestra y me guardo así en el blog el link a su página web: http://www.yerkaland.com donde están todas sus increibles obras.

Para mi, su estilo es de fantasía y surrealismo, aunque es verdad que el surrealismo se relaciona más con temas psicológicos (deseos frustrados, miedos.. etc, igual que los sueños – pesadillas). Sin embargo, los mundos de Yerka son sueños y fantasías con una configuración general, es decir, lo que el hace es imaginarse esos mundos rompiedo gravedad y naturalezas para relacionar unas mágenes con otras.

Pintura surrealista de Jacek Yerka
Pintura «Wegener’s theory» del artista Jacek Yerka

Dejando a parte si Yerka es o no surrealista, existen muchos artistas surrealistas en la actualidad con obras muy potentes, explosivas incluso, que rompen con la monotonía y los típicos. Que continúan el estilo surrealista iniciado a principios de 1900.

Especialmente me gustan cuando se configuran nuevos mundos, pues suelen ser obras muy completas y con sentido propio.

¿Acaso no es también nuestro mundo bastante incomprensible? ¿No están algunas cosas alrrevés aunque no nos damos cuenta?

Mundos surrealistas… con gentes surrealistas. Porque el mundo nunca lo podremos llegar a comprender completamente.

¿Cómo pinta Jacek Yerka?

En el texto traducido de su web, el artista dice:

«Hacer una pintura no es una cosa fácil.
Todo comienza en la cabeza y por medio de la mano izquierda y un lápiz 2B suave bocetando la idea en el cuaderno en forma de dibujos con tamaño de pocas pulgadas.
Si la idea es digna de ser desarrollada, entonces se colorea con lápices de colores, algunos detalles se añaden y todo está en el borrador en papel de buena calidad de tamaño 14 x 11,5 cm con colores plenos.

Este proyecto se presenta al jurado familiar (mi esposa y mis 4 hijas), que en la mayoría de los casos, emiten la sentencia de rechazo, acompañado de los comentarios amargos y negligente. Por lo general, ese veredicto es seguido por la tensión de la familia innecesarias y portazos.

En la siguiente etapa, los proyectos ganan madurez, situado bajo las viejas cuentas u otros diseños. Si en el segundo enfoque, por lo general después de algunas semanas, el veredicto se mantiene sin cambios, el proyecto acaba su vida en mis archivos, o bien, puede llegar a ser vendidos a coleccionistas.
Pero en la mayoría de los casos, una de mis hijas, que tiene misericordia sobre mi trabajo, expresa su interés de mala gana en el proyecto rechazado anteriormente – en esos minutos el proyecto cambia de estado hacia el prometedor proyecto y sirve como base para el dibujo en pasteles, en el tamaño de 60×48 cm.

El pastel es ya una forma que pueda ser presentada al mundo, y considerado como pieza terminada y de arte. Para mí, sin embargo, es sólo una forma del proyecto desarrollado, donde se presentó la idea en el régimen general.
Por lo tanto, los pasteles sirven como boceto para hacer después las pinturas acrílicas sobre lienzo. Sólo con una brocha y pintura, soy capaz de mostrar todos los matices de color y efectos visuales, dando lugar a la presentación plena y completa del concepto de trabajo, perfecto en su forma y contenido.»