Pintar sin objetivos pictóricos

martes, 09 noviembre 2010 » Consejos » 9 Comentarios

Hoy me he decidido a meter otro tema en el blog para mostrar dos obras pictóricas un tanto especiales y poder charlar sobre el arte, los artistas y la forma de crear.

La primera obra se podría llamar “Pajarito”, puesto que es lo que su autor dijo que estaba pintando.
Primero hay que observar la obra y luego diré quien lo ha pintado…

PAJARITO

Pajarito pintura

Bueno, ya habeis observado la obra, os parecerá interesante o no, y podreis pensar en qué trata de plasmar el artista, a parte de un pajarito…

A mi, personalmente, la obra me gusta pero ya estoy influenciada por quien lo hizo y su historia personal.

Y quien pintó este pájaro azul de formas sencillas fué …

Vaya!! un senegalés!! y era la primera vez, a sus 33 años, que se ponía a pintar con pincel y acuarelas.

Cuando me vió sentada en la mesa, pintando, le contagié y dijo que el también quería pintar algo. Le di una hoja de papel y un pincel y le expliqué que fuera mojando en los colores de acuarela.

Mojo el pincel y eligió el color azul. Llevó el pincel al papel y con firmeza comenzó trazando la gruesa línea del cuerpo del pájaro. Linea que repaso unas cuantas veces y por eso es tan firme… firme como su carácter! muy directo, como dice él.

Luego, al ver lo que habia dibujado, empezó a reirse, y el resto de la obra la terminó con una gran sonrisa en la boca y muy contento de su pintura.

¡¡Y es que esta fué su primera pintura!!

Las que pintó después ya no resultaron igual y al poco se cansó. Pero aquel primer momento de felicidad pictórica creo que si se puede sentir en la obra, sea como sea el pajarito.

La segunda obra también me gusta especialmente:

EL AUTOBÚS

Dibujo de Daniel Moruno

En su alocada firma podemos ver su nombre, Daniel. Y se reconoce fácilmente que es un niño, ¿verdad?

Pues si, aqui está de nuevo mi sobrino Daniel con una de sus obras pictóricas. Tiene ahora los cinco años.

Nos pusimos a pintar con rotuladores, cada uno su papel y su idea. Él me miraba de vez en cuando y copiaba un poco lo que yo hacia. El dibujo que yo habia hecho no me gustaba y dije. “Voy a pintar otro por detrás del papel”. Y el hizo lo mismo, le dió la vuelta y empezó otro dibujo nuevo.

Esta vez ya no me miraba de reojo. Se concentró en su idea y empezó a hacer las grandes formas del dibujo. El cuerpo, el gran ojo, etc. Y una vez hecha la forma pintó marrón la parte superior del “autobús”.

Llegó su padre y le dijo que el monstruo ese estaba muy chulo. Y entonces él explico que era un autobús. Aunque inspira muchas otras cosas, claro. Y luego llegó su madre y le pidió un beso. A lo que el dijo: “Espera”. Pues todavia no estaba terminada su obra. La terminó y después, le dió un beso a su madre, que aún estaba riéndose de la concentración e interés por terminar el dibujo que había mostrado su hijo.

—— Y ahora nos queda pensar, a nosotros los artistas adultos, los que llevamos tiempo pintando, los que entendemos qué esta bien hecho y qué está mal pintado ….

¿Es independiente una obra de su autor y de la experiencia vivida por ese autor? ¿Es posible comprender una obra sin comprender al autor y su momento?

Yo siempre he pensado que la obra debe expresar por si misma, por supuesto. Pero lo dificil será afinar nuestra psicología, nuestra sensibilidad, con todas aquellas obras que son expresivas en un grado sencillo, y a la vez, pueden tener una calidad distinta. No podríamos apreciar muchas de las grandes obras de la historia sin ese extra de información que al final siempre nos llega. Pero con las obras de autor desconocidos, es muy dificil saber su historia. Fácilmente se menospreciará su arte.

¿Es posible pintar sin intereses, sin objetivos? Pintar por pintar, no por exponer y vender para poder seguir pintando. Pintar sin sentir presiones sociales. Pintar por puro gusto y sin pensar en nada.

Estas dos obras son fruto de dos mentes vacias, la del senegalés… pobrecito mio, si es que no tiene ni idea de pintura!! y la del niño, que ni siquiera ha oído hablar de “La pintura como Arte”. Pero ambos a la vez, han pintado con su imaginación. Sin pensar conseguir algo, sino solo con su creatividad y su capacidad para representar lo que imaginaban. Y lo que imaginaban está tan lejos de lo que pintaron… que es ahí donde todo se cruza y se enreda, ¿verdad? ¿Está bien hecho si no era eso lo que querían pintar?

Pero, ¿Por que intentamos los artistas representar lo que imaginamos o lo que vemos? Estos dos noveles autores no lo consiguieron en absoluto, pero ¡nosotros tampoco lo hacemos!

Y por último, que ya me agoto de mis propias preguntas…

¿Dónde fueron a parar, después de años pintando, los momentos despreocupados, los juegos de colores, la pintura por si misma o los descubrimientos pictóricos por casualidad?

Y es que, sabemos que sin placer no hay pintura, no hay energía para hacerla, ni ganas de retomarla.
Mi vicio son los colores y sin ellos no tengo interés. Pero, sin evitarlo y queriéndolo así, cuánto sufrimos a veces, cabezones, empeñados en ideas y expresiones más exactas, con nuestros objetivos pictóricos en mente.

Entradas relacionadas:

http://www.pinturayartistas.com/los-objetivos-pictoricos

http://www.pinturayartistas.com/mis-motivos-objetivos-para-pintar


¡Comparte este tema del blog con tus amigos!

Busca un tema:

9 comentarios en “Pintar sin objetivos pictóricos”

  1. carmen dice:

    es cierto,imaginamos una pintura que ,la vemos ,está ahí,nos hacemos bocetos para no olvidrla ,y….según vamos pintando,nuestra obra va tomando otros derroteros,
    Entonces,nos agobiamos,porque seguimos pensando en aquello que está en nuestra mente,luchamos ,hacemos y deshacemos,y sin embargo ,a veces es bueno dejar fluir el pincel,tocando de color aqui y allá,dejándonos llevar por nuestra intuición,despreocupadamente,para obtener un resultado fresco y atractivo. En definitiva esa es la esencia de la pintura,de la obra que nos emociona.

  2. Belén dice:

    Hola, Cris!
    Sabes? siempre fui una lectora fiel de tu blog desde hace unos años, salvo hace dos años que me apagué y no entraba con mucha frecuencia…
    Me acuerdo que la primera vez que lo encontré fue buscando todos los estilos existentes, y me gustó tanto tu forma de explicar las cosas que ya leí todo lo que hay acá jajaja.
    En los últimos años me sentí un verdadero fracaso pintando, dibujando y demás(tengo 17 años). Digamos que tengo una triste pero hermosa historia con el dibujo y la pintura para ser más exacta, pero hoy… hoy colapsé. Hace unas semanas vengo pintando un bastidor de 70×100 que mi mamá me pidió que le haga con “lujo de detalles”, como si fuese una computadora (con lo que odio que me digan qué hacer…). Lo pinté unas 2 veces y no me gustó y sigue sin gustarme porque no es algo mío. Hoy colapsé y ya está… no lo vuelvo a tocar. Siento que manché el lienzo con lo que está ahora y es un verdadero desperdicio.
    Por esas vueltas de las vida se me ocurrió volver y revisando todo me encontré con éste texto. Lo leí de nuevo y entre risa y risa cayeron unas cuántas lágrimas… me emocioné mucho. Me sentí tan feliz no sé por qué.
    ¡Qué lindo era pintar sin pensar, sin que te digan qué! ¡Qué lindo no sentirse tan mal al ver que no es tal cual como el boceto mental que nos hacemos! ¡Qué inocencia!
    Entré realmente mal y me voy realmente feliz porque creo que me acordé que antes pintaba así. Cada vez que vuelva a bloquearme me voy a acordar del pajarito y de Daniel jajaja.
    Ojalá puedas leer esto alguna vez. Muchas gracias por compartir toda tu experiencia!

    1. Cristina dice:

      Hola Belén! bueno, acabo de leer tu comentario y ahora te escribiré directamente a tu correo para darte las gracias: Gracias por hacerme ver que en nuestra vida interna como artistas no estamos solos y podemos ayudarnos los unos a los otros.

      Recuerdo que tuve un alumno a quien su madre obligaba a pintar meninas… y el pobre chico era muy obediente. Pero yo le avisé… ten mucho cuidado con esto de pintar lo que otros quieren porque la voluntad se puede ir igual que vino y de repente te encuentras que ya no te dan ganas de pintar, ni dibujar, ni nada creativo… Los demás no saben cuando mal pueden hacerle a un artista obligandole a crear lo que no está en su corazón. Pero nosotros hemos de ser conscientes y cuidarnos de esto.

      Pinta siempre por tu propia pasión.

  3. sabes, pienso que tienes mucha razon en lo que plasmaste en el ultimo parrafo; y es que, en lo personal, siempre que pinto me invade un deseo de perfeccion que, sin duda, se que no sirve de nada pues no me deja ir mas alla y al final termino la mayoria de las veces con un ataque de panico, haha…
    bueno, agradesco haberme topado con tu pagina y luego me dare otra vuelta, mientras tanto seguire pintando, yo prefiero hacerlo con acrilico y lapices de colores. adios

  4. Graciano dice:

    Hola, Jeromm

    He visitado “El loquinario”. Me parece un espacio muy interesante y muy bien estructurado. Me tendreis por allí de vez en cuando.
    Saludos

  5. jeromm dice:

    Hola Graciano, estoy de acuerdo, bueno, yo solo soy un admirador de la pintura y de las artes plásticas en general, mi parcela artística es la música, pero si considero que no es un goce constante el hecho de crear o “parir”, alguna obra o proyecto artístico; digo lo de parir porque es precisamente una especie de parto, o mejor, como un embarazo con sus tiempos, sus dolores, sus antojos, etc. y además existen muchos tipos de embarazo, tantos como embarazadas. Quiero decir que el hecho creativo no se puede encorsetar o etiquetar a priori, pues es un proceso muchas veces imprevisible en su desarrollo o en la relación que existe entre el artista y el resultado de su acción. Ahí, pienso modestamente, que está el misterio de la creación…
    En este blog que realizo humildemente, http://www.loquinario.blogspot.com trato de mostrar algunos artistas u obras no conocidos. Me gustaría me diérais una opinión. Gracias de antemano.

  6. Graciano dice:

    Hola, Cristina
    Ya me tienes por aquí de nuevo.
    Con respecto a esa pregunta que te haces de si es posible pintar sin objetivos o intereses y eso que dices de que sin placer no hay pintura, permíteme no estar de acuerdo contigo en eta ocasión.
    En mi oipinión, el trabajo no ha de considerarse como un castigo o un simple medio para enriquecerse. El trabajo ha de ser superación, contínuo intento de mejorar buscando el uso más apropiado de nuestros dones. Dones que cada uno de nosotros debe conocer y está obligado a respetar, no a malgastar.
    Pero esto no siempre proporciona placer, al comtrario, se pueden vivir momentos muy desagradables a la espero de conseguir nuestra “obra perfecta”. Eso sí, al acabar cada una de nuestras obras imperfectas nos queda el sentir la satisfacción de haberlo hecho lo mejor que hemos podido y los nuevos conocimientos que hayamos podido adquirir.
    Te digo todo esto inmediatamente después de terminar un pequeño óleo de 46×33 cm en el que he estado trabajando !durante un mes! llegando a plantearme si me estaba volviendo loco.
    Y ahora, con ilusión y afán de superación, a seguir persiguiendo mi “obra perfecta”. A seguir pasando buenos y malos ratos.

    Un abrazo

  7. Cristina dice:

    Hola Raúl!! Gracias por tu comentario!!
    Tu página está cada dia mejor!! eres un artistazo!!
    un saludo y seguimos en contacto!

  8. Raúl dice:

    Jo! muchas preguntas que quedarán sin respuestas. Pero llevas mucha razón, ese es el problema del arte en nuestra realidad, puedes ser el más contra el sistema del mundo que si vives de eso va a quedar siempre influenciado en lo que tengas que expresar.
    No obstante, los grandes pintores o músicos tienen siempre atrás un mecenas que les paga… no sé esto tengo que pensarlo mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tienda en Etsy de Cristina Alejos

10 temas muy interesantes

COMENTARIOS RECIENTES