Creatividad, patrones mentales y circuitos cerebrales

lunes, 14 abril 2008 » Temas e ideas » 17 Comentarios

¿Por qué unas personas son más creativas que otras?

Por lo que he leído en diversos libros hay dos razones o factores para explicar científicamente esta capacidad en el cerebro.

Una razón son los Patrones Mentales. Esto significa la tendencia de nuestra mente por captar más mensajes por medio de un sentido o canal. Quien tiene unos patrones mentales visuales más desarrollados, atiende y comprende mejor con imágenes. Quien ha desarrollado más su percepción por el oído aprende más fácilmente al escuchar. Es decir, el patrón mental de una persona es su sistema de percepción de la información.

  • Leonardo Da Vinci
    Leonardo Da Vinci,
    Artista y Científico a la vez
  • Albert Einstein
    Albert Einstein,
    Científico creativo
  • Picasso Artísta investigador
    Pablo Picasso,
    Artista investigador

Estos patrones mentales se desarrollan en la infancia cuando el cerebro empieza a percibir información por medio de los sentidos (vista, oído, tacto, gusto y olfato)..

Esto es un factor fundamental para la creatividad y que además define el tipo de creatividad.

Por ejemplo, quien desarrolla un gran patrón acústico tiene una gran capacidad perceptiva de los sonidos y con ello una mayor capacidad para aprender y configurar mezclas de sonidos.

En el caso de la pintura, una persona que tiene un gran patrón mental visual, capta y aprende más fácilmente las imágenes. En su memoria quedan fijadas estas imágenes y gracias a ésto podrá convinar y crear nuevas imágenes.

Esta es una de las razones encontradas por la ciencia para comprender el talento y la capacidad de una persona a la hora de ser creativo.

La otra razón también relacionada con el cerebro son unos circuitos cerebrales que Mark Lythgoe llama “Inhibidores latentes”. En el libro “El viaje al amor”, Eduardo Punset explica que existen en el cerebro estos circuitos que filtran y eliminan los ruidos externos y otras distracciones para permitir la concentración.

La mentalidad del Científico tiene muy fuertes estos circuitos y por ello es capaz de concentrarse en un tema para desarrollarlo a fondo.

Por otra parte, en la mentalidad del Artista fallan estos “Inhibidores latentes” y por ello entran en el pensamiento ocurrencias que provienen de algo visto u oído, interacciones del mundo exterior y en general, distracciones que intervienen y modifican el pensamiento.

Esta concentración tan volatil del Artista a veces puede desviar y desvanecer el pensamiento pero otras veces lo que hace es nutrirlo de elementos nuevos que se fusionan con los conocimiento previos y generan ideas nuevas.

Como dice Punset: “La Creatividad requiere una apertura constante del espíritu y confianza en las ideas y opiniones de los demás, de todo lo que aflora alrededor, que difícilmente puede darse cuando los inhibidores no tienen imperfecciones flagrantes. Solo cuando fallan se puede ser creativo.”

Efectivamente la mentalidad del Científico y la del Artista son dos polos opuestos. Pero entre ambos hay toda una gradación y cada persona tiene un grado más cerca o lejos de cada polo.

También ocurre que alguien con mentalidad de Artista se dedica a la ciencia por ser su afición y viceversa, que alguien con mentalidad científica se dedique al arte.

Además, así como un Artista necesita, en un momento dado, concentrarse muchísimo para dominar la ciencia y las ideas, también el Científico necesita distraerse y dejar de pensar en su problema científico para dejar que su mente tome contacto con el exterior y puedan así surgir las ideas.

Aconsejo al Artista que quiera concertrarse que se aisle del mundo para lograrlo, ya que sus “Inhibidores latentes” fallan mucho!! Y a los científicos que de vez en cuando levanten la cabeza del ordenador!!


¡Comparte este tema del blog con tus amigos!

Busca un tema:

17 comentarios en “Creatividad, patrones mentales y circuitos cerebrales”

  1. Graciano dice:

    Hola a todos

    Con respecto a la creatividad y su relación con el trabajo constante, ayer leí algo que me pareció digno de ser incluido en esta entrada:
    Edison, el inventor de la luz eléctrica, que hizo más de 10.000 pruebas con diferentes materiales y diseños hasta fabricar la que sería la primera bombilla eléctrica de la historia, decía:
    ” No he fracasado 10.000 veces, al contrario, yo opino que he acertado 10.000 veces al encontrar 10.000 materiales no válidos para fabricar bombillas”.

    Saludos

  2. Graciano dice:

    Después de recapacitar sobre la pregunta que ayer me (os) hacía, se me ha ocurrido una respuesta que tal vez sea válida:
    los matemáticos teóricos o los científicos investigadores trabajan buscando algo nuevo; inventar un método de cálculo o descubrir una ley de la naturaleza aún desconocida. Eligen un camino, pero tan pronto se dan cuenta de que está equivocado lo abandonan; el matemático rompe el papel y vuelve a empezar manejando otras hipótesis, el investigador desarrolla nuevos métodos de experimentación. En ambos casos, en un instante determinado puede aparecer la idea fundamental y a partir de ese momento de inspiración multiplican sus esfuerzos.
    Sin embargo, en mi opinión, en el caso de los artistas (pintores, por ejemplo) puede decirse que cada día de trabajo es como poner un ladrillo en su obra total; en caso de error no necesitan volver a empezar, sus experiencias se van transformando en herramientas que
    les ayudan a ir corrigiendo sobre la marcha. Por supuesto, como decía Picasso, la musa instantánea puede aparecer pero también dijo aquello de ” he tardado unos pocos años en llegar a pintar como lo hacían los del Renacimiento, pero he necesitado 40 años para llegar a pintar como lo hace un niño”.
    Saludos a todos.
    P.D.- Cristina, me gustaría conocer tu opinión sobre este tema.

    1. Cristina dice:

      Hola Graciano. Pero en verdad de lo que estás hablando es de una toma de conciencia que modifica tu arte. Por lo que depende de que es lo que aprendes puede que en vez de continuar una obra, cambias radicalmente. A muchos artistas les ha pasado. Por lo que quizás también hagamos lo de despreciar lo anteriormente hecho.

      Está claro que a esa toma de conciencia no llegas por azar, pero si que transforma a fondo a veces. Otras te da más energía hacia delante.

  3. Graciano dice:

    Hola, amigos
    David Ruelle en su libro “El cerebro de los matemáticos” hace interesantes comparaciones entre los cerebros típicos del científico y del artista. En lo que se refiere a la eficacia y fecundidad, parece ser que en los científicos, y muy especialmente en los matemáticos, la edad más efectiva y prolífica suele rondar los treinta o cuarenta años para ir disminuyendo a medida que se envejece y que esta disminución es más notable cuanto mayor esfuerzo mental se ha hecho en la juventud. Por supuesto, se pueden encontrar excepciones como el infatigable Euler que hasta en su vejez acabó, prácticamente ciego, desarrollando mentalmente temas matemáticos y dictándolos a sus hijos; pero es más común el comportamiento de Einstein, que a partir de sus cuarenta y pocos años se dedicó exclusivamente a vivir en sociedad dando conferencias, asistiendo a congresos, etc. disminuyendo notablemente su capacidad creativa. También es verdad que el esfuerzo mental que tuvo que realizar para desarrollar al completo la Teoría de La Relatividad tuvo que ser grandioso.
    Al contrario de lo que pasa con los científicos, lo normal para los artistas es que sus grandes obras las suelen realizar en la edad adulta o en la vejez. ¿Podríais darme alguna razón lógica para que sea sí?, yo no acabo de encontrarla.

    Saludos,

    Graciano

  4. dacaiz dice:

    Creo que lo que caracteriza a los científicos y los artistas es esa capacidad de crear algo nuevo que nunca antes se había hecho. Los científicos hacen cosas practicas que nos facilitan la vida y a ellos les debemos la calidad de vida que tenemos, pero a menudo esa creación se ha hecho casi artesanalmente de la misma manera que se crea una obra de arte. Lo importante es tener la energía para crear, y dedicarse a ello con todo el amor con que hacemos aquello que por su belleza o por su utilidad queremos compartir con los demás, a los que sin duda haremos más felices aunque sea sólo por unos instantes. A mi tu blog me ha hecho un poco mas feliz, gracias Cristina.

  5. FERNANDO TORO. dice:

    MUY BUENAS VUESTRAS APRECIACIONES!

    LO Q YO OPINO ES Q TANTO LA CIENCIA COMO EL ARTE ESTAS UNIDAS DE LA MANO. UN GRAN ARTISTA ES UN EXPERIMENTADOR POR EXCELENCIA Y UN CIENTIFICO ES POR ARTISTA EXPERIMENTADO! MUCHAS GRACIAS.

    FERNANDO TORO.
    ARTISTA PLASTICO. SIN SER PLASTICO! JAJAJ

  6. Alejos Lorenzo dice:

    Hola,
    No creo que sea así.
    Tanto el artista como el científico necesitan estímulos externos. El problema es que la ciencia sin lógica no es ciencia y el arte lógico pierde algo de lo que lo convierte en arte. Un artista es una persona con una capacidad determinada que, mediante lo que podemos denominar su “sistema sensible”, es decir, la mezcla de sentimiento provocada por un agente externo (siempre), asimilada en su cerebro y posteriormente interpretada por su imaginación y plasmada mediante una herramienta (empleada de una forma personal-la técnica), plasma ese acto que le ha hecho manifestarse de una forma artística. Lo mismo puede pasar con la palabra. El caso es que los artistas tocan temas “sensibles”, sucesos que le marcan de una forma concisa, y él los interpreta a su modo, plasmando de una forma “consciente” lo que ha quedado gravado en su “subconsciente”. Por eso para mí pintar no es copiar la realidad, sino “reinterpretarla”, sin que tenga que ser de una forma puramente racional y lógica como lo haría un científico, ya que este trabaja en el área del pensamiento lógico y el artista en el área del pensamiento ilógco, irracional o emotivo…¿porqué nos enamoramos? ¿porqué odiamos?..un científico puede decir que por unso estímulos externos generamos más feromonas, etc, y mediante análisis concretos lo demuestra…un artista no hace eso: lo analiza de una forma personal y luego lo interpreta a su manera, sin cálculo alguno. ¿Saben los científicos porqué nos estimluamos más ante ua imagen o un sonido? ¿porqué esa predisposición? ¿genética? ¿sometiendo al crío a escuchar horas y horas de música harán que salga un Mozart?….tal vez…el pader de Mozart era músico…el de Picasso, profesor de pintura…pero esto no siempre ocurre así, hay muchos factores más.

  7. darinkithaa dice:

    hola si tuvieras mas fotos de leonardo da vinci porque por ejemplo yo lo tengo que dibujar pero necesito otro tipo de imagen ojala veas mi comentario chau

  8. eldaddy dice:

    en serio

  9. jared ramirez aiaga dice:

    enserio esta pagina es muy buena

  10. jared ramirez aiaga dice:

    esta pagina me salbo la visa sin ellano viera aprobado comun9cacion que xvr

  11. Cristina dice:

    Je, je, lo de Eureka se refiere a la entrada.. http://www.pinturayartistas.com/eureka-en-la-pintura-como-resolver-problemas-pictoricos/ ??
    Ambos temas en síntesis expresan que el trabajo de pintor no solo requiere creatividad y sensibilidad. También mucho trabajo mental. Yo pienso continuamente en ideas que luego pueden convertirse en cuadros. Descarto las malas tras unos dias de reflexión. Las buenas ideas se apoderan de mi y comienzo el trabajo. Cuando estoy pintando empiezo a temblar al ver lo difícil y luego, para rematar, cedo ante el poder del cuadro en una batalla donde al final se firma una tregua de paz con muy delicada permanencia… Uy! mis “Inhibidores latentes” me han vuelto a traicionar…

  12. Graciano dice:

    El grito de !Eureka! no nace por generación espontánea. Tanto para el científico, como para el artista, la obra genial no es más que el final de un largo camino de observaciones, anotaciones, hipótesis, experiencias, repeticiones y volver a empezar.
    Aparte de su constante disposición para el trabajo, el motor fundamental para el científico, como para el artista, ha de ser el irrefrenable afán de conocer. Se cuenta de Richard Feynman, uno de los físicos más populares del siglo XX, que cuando en la escuela el profesor empezó a hablar de los felinos, él preguntó: “¿podría alguien enseñarme el plano de un gato?”. Albert Einstein decía de él mismo que no se consideraba más inteligente de lo normal, pero que era extremadamente curioso.
    Cuando admiramos Las Meninas no debemos ver unicamente el !Eureka! del resultado, ese resultado final no es más que el epílogo de la secuencia de correcciones llevadas a cabo durante su ejecución.Pollock no dejaba caer chorros de pintura sobre el lienzo, “ponía” chorros de pintura en determinadas partes del lienzo. Y Van Gogh podría pintar un cuadro en unas horas, pero ¿cuántas horas, días o noches pensaba antes de dar la primera pincelada?.
    En resúmen, creo que el buen científico ha de tener mucho de artista, y el buen artista mucho de científico.

    Saludos a todos. !A pintar!.

  13. tamara dice:

    les quiero decir que es y son muy buenos las obras que hiso este hombre chao y aprovechen al maximo lo que dejo

  14. Cristina Valero dice:

    Creo que muchos personajes a lo largo de la historia han demostrado que la ciencia y el arte no están reñidos y así como Leonardo Da Vinci, la historia está plagada de genios. Personas que tuvieron auténticas dificultades para vivir pero que hicieron descubrimientos o creaciones artísticas maravillosas. Muchos bailaron con la locura como Van Gohg, otros apenas podían sobrevivir económicamente, como Mozart, pero su legado nos estremece. Así también Einstein o Galileo tuvieron problemas en su época por adelantarse a su tiempo. Esos científicos también sufrieron como artistas y sus descubrimientos cambiaron la historia de la humanidad. Nosotros también podemos contribuir a mejorar algo este mundo y así los que vienen detrás puedan heredar cosas importantes como las que nosotros heredamos de nuestros ancestros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tienda en Etsy de Cristina Alejos

10 temas muy interesantes

COMENTARIOS RECIENTES