Coaching para artistas pintores – Preguntas y acciones

Jueves, 10 abril 2014 » Consejos » 14 Comentarios

Timothy Ferris, autor del libro “La semana laboral de 4 horas”, nos anima a realizar nuestros sueños en su famoso Bestseller. En este libro explica algunas reflexiones que deberíamos tener en cuenta y nos da algunos métodos para motivarnos a trabajar en lo que nos gusta y realizar también nuestro sueños, lo que nos gustaría poder realizar en la vida.

El pintor en su taller

El pintor Adriaen Van Ostade en su taller. 1663, 38 × 35,5 cm. Óleo sobre tabla de roble. Gemäldegalerie Alte Meister.

El capítulo 3 se titula: Definir miedos y sacudirse la parálisis.

Todos los artistas tenemos momentos de parálisis donde parece que nuestra creatividad haya muerto. Es como si algo estuviese haciéndonos dejar de soñar, y normalmente, ese algo son los miedos o algún tipo de desilusión.

Para seguir teniendo inspiración y ganar de crear debemos hacer que nuestra vida siga siendo apasionante, necesitamos seguir admirando, alucinando con la belleza, con los colores y con la luz. Para poder crear es preciso querer compartir un sentimiento, una emoción o simplemente una idea que nosotros convertimos en imagen.

Por ello, en esta sección, dedicada animarnos mutuamente y a desarrollarnos como creativos voy a exponer un resumen de este capítulo de Timothy Ferris, creado para reflexionar y quitarnos la parálisis que no nos deja crear y ser más productivos.

Se trata de una serie de preguntas que debemos hacernos a nosotros mismos. Respóndelas con tiempo y con el corazón. Hallarás tu verdad y así podrás tomar el camino hacia las soluciones. El objetivo es lograr tomar conciencia de nuestro valor y nuestra verdadera pasión.

Preguntas y Acciones:

1 – Define tu peor pesadilla.

Demine lo más terrible que te podría pasar si hicieses eso que deseas hacer y que no haces por miedo a que te perjudique.

Por ejemplo, quieres dedicarte a pintar pero no lo haces porque piensas que no podrás vender tus obras y no tendrás con qué comer. Imagina entonces cómo podrías vivir sin venderlas, la peor situación posible.

¿Qué probabilidades hay de que realmente ocurra lo peor, de una escala del 1 al 10? ¿Sería un daño permanente?

2 – ¿Qué medidas podrías tomar para reparar los daños causados por tu decisión?

Medidas y soluciones tanto temporales como permanentes. Calcula lo más probable negativo que podría ocurrir y cómo podrías remediarlo.

Por ejemplo, que tu casa se llene de tantos cuadros que no se venden que al final te expulsen de tu casa. ¿Quizás podrías dejar los cuadros con algunos amigos? Imaginate tu propia situación e ideas para remediarlo.

3 – ¿Cuales sería los resultados o beneficios de tu peor pesadilla?

Calcula beneficios permanentes y los temporales. ¿Qué probabilidades hay de obtener resultados buenos y que te beneficien bastante?

Por ejemplo, aunque no hayas vendido nada habrías logrado desarrollar la técnica del retrato y por fin tus dibujos se parecerían a las personas que dibujas.

Calcula los resultados positivos como por ejemplo adquirir mayor autoestima, reconocimiento de tu trabajo, confianza en ti mismo, cierta fama y relaciones sociales que pueden servirte para vender, mayor agilidad pintando, mejores ideas temáticas… Todo tipo de beneficios a pesar de tu peor pesadilla.

Y además Timothy aconseja calcular: ¿Hay alguien menos inteligente que tu que haya logrado hacer eso? Es decir, los pintores que conoces como se mueven por el mundo que tu deseas conocer, quien y porqué ha hecho realidad un sueño como el tuyo.

Compárate un poco con los demás sin olvidar que tu eres un ser diferente y único, con un camino diferente, a tu ritmo y especialmente diseñado para ti.

4 – Si te despidiesen o perdieses tu trabajo actual, ¿qué harías para seguir financiando tu vida?

Nuestras peores pesadillas suelen estar muy unidas a nuestros recursos financieros, y suele ser el dinero el que nos paraliza para hacer las cosas que deseamos. Sin embargo se trata de abrir la mente y empezar a ver que no hace falta ser muy rico para hacer algunas cosas muy valiosas para ti.

Si todo saliese mal, ¿podrías volver a retomar tu antiguo trabajo o alguno similar?

5 – ¿Qué estás retrasando por miedo?

Timothy dice una frase clave: “Normalmente, lo que nos da más miedo hacer es lo que más necesitamos hacer…. Decide que es lo peor que puede pasar, acéptalo y hazlo.”

Y además señala la importancia de las conversaciones. Por ejemplo, si necesitas decirle a tus seres queridos que lo que deseas hacer es pintar, dibujar, ser creativo… hazlo y enfrentate a sus opiniones sin que estas te paralicen y desilusionen. Tu debes tener más voluntad y defender tus decisiones internas, porque las has reflexionado y son importantes para ti.

6 – ¿Cuánto te está costando, en dinero y en desgaste físico y emocional, retrasar pasar a la acción?

Calcula cuanto daño y frustración te produce no hacer tu deseo realidad. Y si no intentas hacer realidad lo que te ilusiona, calcula donde estarás dentro de uno, cinco o diez años. ¿Como te sentirás entonces? ¿Habrá muerto tu ilusión, tu pasión por el arte? ¿Qué ilusión tendrás por otra parte?
Reflexiona todo esto de un modo objetivo y meditando de modo tranquilo. Estamos diseñando un “plan de vida personal” y hay que ver los Planes B y C, si no sale bien un plan A.

Calcula además el significado de las palabras “desilusión” y “arrepentimiento” porque quizás ahora no tomes conciencia del daño que pueden provocarte en el futuro, cuando inunden tu corazón y creas que es demasiado tarde.

Otra frase excelente de Timothy: “No actuar es el mayor riesgo que existe”.

A lo que debemos añadir el recuerdo de que solo se vive una vez y solo existe el presente.

Y por último

7 – ¿A qué estás esperando?

En serio, responde objetivamente a esta pregunta ¿A qué o a quién estás esperando para darte permiso a ti mismo y realizar tu mayor sueño?

Encuentra soluciones de tato buscarlas y pasa a la acción: vive el arte!!! sé arte!!!

Enlace al blog de Timothy Ferris: http://www.fourhourworkweek.com/blog/


¡Comparte este tema del blog con tus amigos!

Busca un tema:

14 comentarios en “Coaching para artistas pintores – Preguntas y acciones”

  1. Pakifer dice:

    Gracias por estos impulsos que me dais cuando os leo, me encanta la frase de “una pincelada al día, como mínimo, para animarse a pintar”.
    Vuestras experiencias me animan a seguir.
    Cristina mil gracias por tu blog, sin grandes pretensiones,sencillo y dando en el clavo con cada artículo que leo. Como lo he encontrado hoy ya seguiré bicheando, ja ja ja.
    Un abrazo

    1. Cristina dice:

      Gracias Pakifer!

  2. Cristina dice:

    Si Graciano, eres un poco “coaching”. A mi me gusta usar las palabras graciosas como esta de “coaching”, lo que yo entiendo como “alguien que te anima y te da buenos consejos para q puedas desarrollarte como persona y como profesional”. Que en verdad antiguamente a esto se le llama “un amigo”, una palabra hermosa como pocas.

    La diferencia es que el coaching cobra por su trabajo y suele apretarnos más las tuercas… marca objetivos, obliga a una disciplina, te hace esforzarte más y más… Pocos amigos se atreven con esto, aunque yo tengo un par de amigas así.

    De todos modos, recordemos una super frase “coaching” del amigo Graciano:

    Una pincelada al día, como mínimo, para animarse a pintar!! jeje!

  3. Graciano dice:

    Agradezco vuestros elogios pero, sinceramente, con respecto a lo de coaching prefiero seguir siendo el aprendiz eterno. Me niego a aceptar que alguien me llame maestro, ya me parece honor suficiente cuando alguien dice de mí que soy, simplemente, pintor.
    En mi opinión, al igual que en otras muchas actividades, el oficio de pintor depende más de la propia voluntad que del entrenamiento o las herramientas. Lo de pintar se parece mucho a ser libre. Igual que puedo sentirme libre aún atado con cadenas y encerrado en una celda, puedo pintar con óleo, con una tiza, con barro,… y hasta puedo pintar con las manos atadas y los ojos vendados, despierto o soñando.
    Yo creo que la única herramienta absolutamente necesaria par pintar es
    “el alma”, o como se le quiera llamar. Hablo de PINTAR, con mayúsculas,
    no de fabricar cuadros.

    Saludos a todos

  4. Cristina dice:

    Gracias por compartir tu experiencia como pintor, Graciano!!
    Cezanne por ejemplo también tenía un trabajo y su trabajo. Lo malo es que por culpa del trabajo se puso enfermo, murió y no pudo dejarnos más obras. Ahí está el problema. Fué un gran pintor en la sombra, aunque luego lo redescubrieran.

    Ya sabes que estoy en Francia pero tengo en cuenta que te debo una visita, ya sea en Madrid o escapada a Sigüenza. Un abrazo.

  5. carlota dice:

    Graciano.
    Eres un verdadero coaching, te lo habían dicho antes? Pues lo eres, sobre todo para artistas en la sombra y que si han encontrado su punto en el universo como tales.
    Un saludo.
    Carlota

  6. Graciano dice:

    !Ah!
    Se me olvidaba, Cristina.
    Estoy preparando una exposición para el próximo agosto en Sigüenza durante las fiestas. Espero me lo confirmen en dos o tres semanas. Tan pronto lo sepa te informaré, te recuerdo que me debes una.

  7. Graciano dice:

    Hola, Cristina

    Contesto a tu llamada de hoy cantándote aquello de Los Panchos:
    “si tu me dices ven, lo dejo todo”.
    Y aquí me tienes. Bueno, aquí me teneis también vosotros, amigos Carlota y José Luis, porque hoy quiero repetir una vez más lo que ya he comentado en el blog en varias ocasiones. Estoy pintando desde siempre, ese ha sido “mi trabajo” desde que era muy joven, aunque para sacar adelante a la familia he tenido que dedicarme a “el trabajo”. Ya hace años que estoy jubilado de “el trabajo” y es ahora cuando por fin puedo dedicarme por completo a “mi trabajo”. Gracias a “el trabajo” he podido dedicarme a “mi trabajo” con total libertad, sin estar obligado a vender; aunque también es verdad que tal vez “mi trabajo” fue el principal culpable de no haber llegado a ser más ¿importante? o más ¿rico? explotándolo al máximo. Aun pasando algunos malos ratillos por eso de la impotencia, he sido feliz pintando, soy feliz pintando y espero que Dios me deje seguir pintando. ¿Hasta cuando ?. Como respondía mi viejo maestro a sus ochentayalgunos años de edad: “hasta el día que pinte
    MI CUADRO “. Es decir, hasta morir buscándolo.

    Un fuerte abrazo,

    Graciano

  8. Jose Luis dice:

    Carlota..

    Gracias, Carlota, de verdad, muchas gracias, tu comentario, es eso que uno quiere leer, y así ver que todavía existe un mundo con gentes que luchan por algo en lo que creen, y añadirte, que de las experiencias negativas, se enriquece uno mucho, para luego disfrutar al máximo, y darle valor a lo que realmente lo tiene…

    igualmente! que la pintura, os convierta a todos en sonrisas eternas..

    Saludos.

    Jose Luis…

    ( Cristina, este tema, lo as clavado, es un tema que podría dar mucho de si, -Felicidades-, “esto te da un aliento, que podríamos correr un maratón, y de camino, pintar un cuadro, y cuando llegáramos a la meta, miles de personas esperando para recoger su premio, Jajajaja..

  9. Cristina dice:

    Qué alegría me dan siempre vuestros comentarios!!

    Yo tengo de tope hasta los 40 años, más allá si no he logrado dedicarme a pintar y poder vivir del arte me volveré loca y seré la persona más insoportable del mundo!!! jaja!!

    Como ya sabeis, yo siempre comparto mi propio camino personal hacia la pintura. Lo que me alegra mucho es que vosotros también podáis compartir el vuestro y cómo habéis aprendido de todas vuestras experiencias.

    Efectivamente, vivir o trabajar por el dinero es lo más inútil de la vida. Yo también he perdido todo lo que tenía y había ganado con mir trabajos en informática. Auque debo reconocer que solo se perdió el dinero, pues queda lo que aprendí, los amigos que gané, los momentos buenos…

    Seguir soñando es lo más importante, lo que nos empuja a levantarnos por la mañana y tener las ideas claras.

    Muchas gracias por estar ahí!! Auto – coachings – recíprocos!!! jaja!!

    Graciano!! te estoy esperando.. te echo de menos!!

  10. carlota dice:

    Jose Luis.
    Que razón tienes, siento que hayas tenido que pasar por tan malas experiencias.
    Tengo tu misma edad. Y comparto todo lo que dices y creo que cuanto mas edad vas teniendo, mas te vas elevando en la vida. Viéndola diferente en cada década que va pasando.
    Como el dicho del bosque, que si miras los árboles no te dejan verlo.
    Te deseo mucha suerte y que la pintura de te de mucha felicidad.
    Un saludo.
    Carlota

  11. Jose Luis dice:

    Hola cristina..
    Como siempre muy bueno las fotos de las fallas, y mucho mejor tu publicación de “coaching para artistas y pintores”..

    Te diré, y también par que todo el que lo lea, que se acabe de animar, y que resuelva su duda, y me permito expresar mi experiencia.

    A mis 52 años, he tenido que esperar que la vida me lo arrebate todo, para darme cuenta, que lo que yo quería hacer, era lo que ahora hago, que por su puesto es pintar, mira cristina yo discrepo un poco, de lo del plan A,B,y C.. nunca hay otro plan, el plan es: yo soy ARTISTA y con todas las consecuencias, si queremos garantizarnos la vida económicamente, estaremos tan ocupados en eso, que nuestra mente no nos dejara ocuparnos de nada mas.

    Ademas cuando pase el tiempo, la vida se encarga de arrebatarte todo eso por lo que luchabas, Casa, dinero, coche, amigos interesados, y un largo etc etc…

    Así que olvidar el plan b c d f…….z, y si eres artista no pierdas ni un minuto mas, vive cada día y piensa que tu misión es eso sobrevivir cada día, y tus obras son tu patrimonio, y algún día, incluso sin que tu estés, alguien tendrá ese, tu valor, en sus manos, pero nadie conservara tu coche tu casa tu tele o tus gafas nuevas..

    Te lo digo yo, que he perdido mi vida, buscando mi felicidad y no la encontré, tuve que ser, fuertemente castigado, para que asi pudiera encontrarla.. y el arte, la pintura, me ha devuelto las ganas de trabajar, por algo, que seguro que alguien sabrá valorar, y he aprendido, “yo, que lo tenia todo” a que ahora no me hace falta nada, solo un poco de alimento, la luz, de es cada día, y todo mi tiempo y mi riqueza lo invierto en un poco de: Oleo, pinceles y lienzos, y no miro atrás, miro adelante…

    El ayer: Ya paso. El presente: es lo real. y El futuro: no existe……

    Saludos y un fuerte abrazo

    Jose Luis Redondo

  12. carlota dice:

    Coaching.
    La palabra viene del inglés. En su traducción al español se define como entrenamiento para ejercer un deporte, donde se requiere un esfuerzo tanto físico como psíquico. Pero realmente por su anglicismo se define como educar tu comportamiento hacia las metas que quieres conseguir con éxito que el fondo de la cuestión es lo mismo.
    Comparto este seguimiento, pero antes tienes que quererte y saber perdonarte para seguir en el empeño e intentar siempre valorar tu trabajo tanto si es bueno como si es malo. Del trabajo malo también se aprende, y aquí quisiera dar mi opinión. Soy autodidacta, me encanta aprender de mis errores y en la pintura, donde veo tanto mis limitaciones, gustándome horrores a veces me pone triste no saber plasmar los que siento, pero otras veces me siento feliz, muy feliz porque lo he logrado. He ejercido mucho tiempo de coaching en el deporte y siempre les he dicho a mi gente que no escuchen a nadie, que solo se escuchen así mismos, y crean en ellos, en su voluntad y se convenzan de que se puede hacer hasta lo que se propongan, tarde o temprano.
    Un saludo Cristina.
    Eres genial!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tienda en Etsy de Cristina Alejos

Suscripción al blog

El foro de los Artistas

10 temas muy interesantes

COMENTARIOS RECIENTES

Otros blogs de Cristina

Ilustraciones gratis